jueves, 27 de noviembre de 2008

Combatir el pensamiento negativo.

Nos dicen que es importante pensar positivamente, pero nadie nos dice cómo hacerlo.

Nadie nace pensando negativamente.
Y así como aprendimos a ser pesimistas, podemos aprender a ser optimistas.
El pesimista ve todo mal, porque todos sus pensamientos son negativos.
Por lo tanto, es importante aprender a cambiar dichos pensamientos.
Para eso es importante saber que no podemos pensar en dos cosas al mismo tiempo.

A veces nos parece que lo hacemos, porque nuestro pensamiento es muy rápido.
Por lo tanto, si mis pensamientos son positivos, no hay lugar para los negativos y viceversa.

Para empezar a controlar tus pensamientos haz el siguiente ejercicio.
Cada vez que estés pensando algo negativo de alguien o de algo, piensa en algo positivo de esa persona, cosa o situación.
Aunque sea algo sin importancia.
Con esto te darás cuenta de que tú eres quien controlas tus pensamientos y que tus pensamientos no te controlan a ti.
A medida que vayas adquiriendo mayor práctica, podrás hacer otros ejercicios que te ayuden a desarrollar el optimismo y a manejar las emociones negativas.

Puedes obtener más información sobre el optimismo y el pesimismo en: Optimismo o pesimismo, una actitud ante la vida.